Matías y Celina Mayol

El sueño cumplido

Con el apoyo de mis padres, Pedro y Liliana, logre el ansiado objetivo de llegar a producir mis propios vinos. Así nació en 2002 la idea de una bodega, que al día de hoy se transformó en una forma de vida compartida con mi mujer y mis hijos. Espero que ellos continúen algún día con este gran esfuerzo familiar.

Agradecimientos: muchos familiares y amigos me inspiraron y ayudaron en todos estos años. Quiero brindar tributo a mis abuelos Pedro Juan y Luis Menotti, a mis tios Enrique y Lucy Pescarmona, a mis amigos Ricardo Santos, Joe Bastianich, Steve Clifton, Tim Enos, Santiago Achával, Luis María Cano, y al gran Sebastián Mayol. Nombrarlos es una forma de agradecerles la pasión que lograron transmitirme.

Matías Mayol